Medidas del rostro y proporción facial (bases para un buen maquillaje)


Generalmente,  para cualquier evento solemos buscar el atuendo ideal para lucir de la mejor forma y, una vez seleccionado el outfit, pasamos a revisar la parte estética de peinado y maquillaje. Sin embargo, en muchas ocasiones lo que tenemos en mente no se acerca al resultado.  A veces vemos la foto de alguna famosa y queremos imitar su look, ropa y maquillaje. Pero cuando intentamos replicar dicho look, vemos que realmente no es nada favorecedor para nosotros. ¿Te has llegado a preguntar por qué sucede esto? Aunque podemos encontrar algunos parecidos en nuestro tipo de cuerpo y en nuestro rostro, todas las personas tenemos diferentes proporciones, y esta es la razón por la que pueden no favorecernos esos looks. Cada persona tiene una proporción diferente, y en este artículo te explicaremos cómo medir las proporciones de tu rostro. Necesitas una regla o un calibrador de plástico, una hoja para apuntar las medidas resultantes y seguir la foto que hemos dispuesto como guía. Estas medidas se realizarán en base a los ojos, ya que es una zona fácil de delimitar y nos permite obtener mucha información sobre el aspecto de nuestro rostro. 

▪︎ Guíate primero por las líneas azules:

1. Mide el ancho de cada ojo, desde el lagrimal hasta la parte externa, tal como aparece en la imagen.


2. Mide la distancia que hay entre tus ojos de lagrimal a lagrimal. 


3. Mide tu boca desde el arco de cupido hasta un extremo. 


4. Mide el ancho de tu nariz desde la zona exterior de una aleta hasta la otra.


Por lo general, todas estas medidas suelen ser muy parecidas, aunque las diferencias entre las mismas son las que nos van a permitir caracterizar las proporciones de nuestro rostro.


Resultados: Se considera una proporción ideal si la distancia entre tus ojos es igual a la medida de tu ojo (se considera un margen de error de 2mm). Si esta distancia es menor, tienes los ojos relativamente unidos en relación a su tamaño, y lo contrario en caso de ser mayor.


Se considera una proporción ideal si la boca mide igual que el ancho del ojo (con un margen de error de 2mm). Si la boca mide menos, es pequeña, y es grande si mide más.


Se considera una proporción ideal si el ancho de la nariz mide igual que el ancho del ojo (o hasta 3mm menos). Si mide más, se considera ancha, y es estrecha en caso contrario.


Recomendaciones: 

Si tus ojos están relativamente unidos, evita maquillarlos mucho, o inclínate por resaltar la zona exterior con líneas como por ejemplo la línea de gato, evitando que salga desde el lagrimal. Si tus ojos están separados, te vendrá bien iluminar la zona del lagrimal o cualquier delineado que venga desde el lagrimal. En el caso de tener una boca pequeña, delinea tus labios sutilmente para proyectarlos y equilibrar la medida respecto al ojo. Si tu boca es pequeña pero gruesa (lo cual podrás comprobar en el siguiente punto), modera el uso y aplicación de labiales de colores intensos o brillantes, al igual que si tu boca es larga y delgada. En estos casos y para moderar el uso de maquillaje en esta zona, es conveniente difuminar sutilmente el color o aplicar poco producto. En cuanto a la nariz, una nariz ancha puede ser contrarrestada con la técnica de contouring, que precisamente permite definir las partes más redondeadas y rellenitas de la cara. Las zonas más pequeñas amplíalas con iluminador.

▪︎ Líneas rojas: 1. Aquí mediremos la altura del ojo. Abre tus ojos de forma normal y toma la medida de uno de ellos desde cada nacimiento de pestañas (de arriba a abajo), y anota ese resultado. 2. Luego mide el alto de tus labios de un extremo a otro, tal como aparece en la imagen.

Resultados: Estas medidas suelen dar el mismo resultado. Si tu boca es más pequeña que la medida del alto de tu ojo, tienes unos labios finos o delgados. Si es más grande, tus labios son gruesos. Recomendaciones:

En el caso de que tengas los labios finos, evita labiales oscuros o tonos nude, ya que estos los  adelgazan y disminuyen aún más. Estos tonos quedan bien para labios gruesos, y evita los colores más vivos como el rojo o fucsia si te incomoda su excesivo grosor. ▪︎ Líneas moradas: El rostro (tanto de hombres como de mujeres) está dividido en 3 zonas, las cuales se estima que deben medir lo mismo para conformar una proporción ideal. A estas 3 zonas las hemos enumerado para ubicar las medidas correspondientes que explicaremos a continuación. Zona 1: va desde el nacimiento del cabello hasta el inicio de la ceja Zona 2: va desde el inicio de la ceja hasta los orificios de la nariz. Zona 3: va desde los orificios de la nariz al mentón, como se observa en la imagen.

Resultados: Si todas las zonas son iguales, tienes un rostro en proporción en ese sentido. En caso de que no lo sea, debes hacer hincapié en algunas de estas zonas al momento de maquillarte. Recomendaciones:

En caso de que la Zona 1 sea más pequeña, haz hincapié en maquillar tus ojos de manera que su tamaño se equipare a las demás zonas. Igualmente, si la Zona 3 es más pequeña, maquilla tus labios con el objetivo de generar este balance. Pero si la Zona 2 es más pequeña, intenta no maquillar mucho tus ojos y labios. Si por el contrario es más grande, puedes equilibrar aplicando maquillaje en las Zonas 1 y 3 para llamar la atención. Si eres asesora de imagen, puedes aplicar estas recomendaciones con tus clientas, ya que esto les ayudará a conocer mejor su rostro y a destacar las partes más importantes sacándole partido al maquillaje. Esperamos que este artículo te haya sido útil. Déjanos tus preguntas y comentarios en la sección de abajo, y no dudes en compartir esta información si crees que puede servirle a  alguien más.




NAVEGACIÓN

REDES SOCIALES

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Icono negro Pinterest

Súmate a nuestra comunidad para recibir información acerca de nuestros artículos y novedades. 

© 2020  Potencia Tu Imagen Personal