Belleza desde el interior al exterior


¿Por qué es importante que haya coherencia entre la belleza interior y la belleza exterior? Dejando a un lado los cánones de belleza, debes trabajar en el amor propio, en ser tú misma, en trabajar la empatía y ser una persona de buen corazón. Eso es belleza interna, y todo eso lo transmites hacia afuera. La belleza exterior es la imagen que das al mundo, y claro, también es importante el complemento para resaltar esa belleza interior. No hay nada de malo en querer ser y verte bien, en cambiar eso que no te gusta o resaltar tus atributos.


Resalta toda aquella belleza oculta detrás de tus inseguridades y complejos. ¿Cómo? Es muy importante trabajar en la autoestima, la autoimagen y el autoconocimiento antes que en lo exterior: así habrá una congruencia entre tu interior y tu exterior. Para mí como asesora de imagen, es importante trabajar tu imagen desde adentro hacia afuera.


Hablemos del interior: Todo cambio externo es el reflejo de lo que ocurre en nuestro interior.


¿Te ha pasado que no te sientes a gusto con alguna parte de tu cuerpo y piensas que necesitas todas las cirugías del mundo? No todo el tiempo estás bien contigo: hay días que piensas que cambiar algo físicamente de ti te hará sentir mejor, y tal vez sea así, y aunque muchas personas te digan “quiérete como eres”, ámate, trátate bien, sé amable contigo, cuídate, cambia lo que no te gusta de ti. No hablo de una transformación abrupta, pero si quieres cambiar algo de ti, hazlo tanto emocional como físicamente. Pero cuidado con lo físico, no llegues al extremo ni a querer parecerte a otra persona: sé única y auténtica, y trabaja tu cuerpo sanamente.


El autoconocimiento es la valoración de la individualidad, es decir, valorar quién eres en realidad (tanto rasgos físicos como cualidades y defectos). Comprender realmente quién eres es mucho mejor que intentar ser aquello que crees que deberías ser. Muchas veces nos hacen creer que somos alguien que en realidad no somos, y eso nos limita.


La autoimagen es la imagen o representación mental que tienes de ti mismo. ¿Por qué es importante trabajar en nuestra autoimagen? Porque tu autoimagen determina tu actitud ante la vida, y el desprenderse de etiquetas también es importante para cambiar eso que te limita y no te deja avanzar.


La autoestima es la valoración de uno mismo. Un método para elevar la autoestima son las afirmaciones. Aquí una de ellas: “me amo, me respeto, me honro, soy un ser especial y merezco ser feliz, soy capaz, me acepto tal cual soy, soy un ser en constante evolución y estoy en el proceso de convertirme en la mejor versión de mí misma”. También puedes crear tu propia afirmación.


Mentalízalo. Que la mente esté segura de que lo vas a hacer, ya que la mente es bastante perezosa (le encanta estar en su zona de confort). Eso sí, es muy poderosa, pero hay que trabajar con ella. Solo repite tu afirmación 3 veces por la mañana, 6 veces por la tarde y 9 veces por la noche, durante 45 días (toda afirmación debes decirla en tiempo presente). Vuélvelo un hábito. Recuerda que lo haces por ti y para ti. ¡Qué más motivación e inspiración que tú misma!


Ahora, hablemos del exterior


La imagen es nuestra carta de presentación. Refleja la manera en que queremos relacionarnos con el mundo y con las personas.


¡Tu imagen habla antes de que tú lo hagas!


El cuidado de tu imagen personal (es decir, tu estilo de vida, tu forma de ser y actuar) es una de las claves para tu éxito. Debe haber coherencia entre lo que proyectas y el mensaje que quieres dar.


Mi teoría es que debes trabajar en ti para lograr el resultado que te haga sentir bien contigo misma. Eso no quiere decir que empieces a hacerte cirugía tras cirugía, simplemente debes invertir en ti un poco más, invertir en tiempo para ti, en tu cuidado personal, en definitiva, ser la mejor versión de ti porque te valoras. Tú tienes que ser tu propia motivación. Empieza por hacer cosas que te motiven para lograr tu propósito:


*Viste con un objetivo

*Conoce tu tipo de cuerpo

*Conoce tu Estilo personal

*Conoce los colores que te favorecen y los que no


Conociendo todo lo anterior, te será mucho más fácil a la hora de vestirte porque habrás identificado lo que más te favorece según tu tipo de cuerpo, estilo personal y colorimetría.

La clave es encontrar una conexión entre el interior y el exterior, y crear una imagen personal coherente.


Si hay algo que quieras mejorar en ti, busca una solución y trabaja en tu belleza interior y exterior al mismo tiempo.


El interior debe ser tan hermoso como el exterior.



Por Gaby Zesati

Asesora de Imagen Personal

Página web: www.tuimagentuestilo.com

Instagram: @gabyzesati_stylist